viernes, 23 de enero de 2009

Sensores encargados de la Mezcla de Gasolina

(TPS, MAP, MAF, MAT, BARO, O2, CTS)

Estos sensores fueron diseñados exclusivamente para que la computadora al recibir sus señales se encargue, con ayuda de los actuadores de calcular y mantener esa mezcla estiquiométrica de aire y gasolina de 14.7 a 1.
Esto nos da entender que estos sensores pueden presentar fallos iguales a los que presenta un carburador.
Ejemplos:
Gasta mucha gasolina, bujías negras, humo negro, motor se ahoga, motor echa explosiones por el cuerpo de aceleración, motor no tiene potencia, motor no desboca, no agarra carburación, errático en Ralentí.

G L O S A R I O

Mezcla Estequiométrica: La combustión completa entre un combustible (gasolina o gasóleo) y un comburente (aire) tiene que realizarse en unas proporciones adecuadas para que se consiga aprovechar todo el rendimiento posible. El combustible está formado por hidrocarburos que tienen que reaccionar con el oxígeno del aire. La relación estequiométrica indica la proporción en masa de combustible y comburente necesarios para lograr una combustión completa. La mezcla estequiométrica de la combustión de la gasolina es de 14,7 partes de aire (en masa) por cada parte de gasolina (en masa). Es decir, para quemar completamente un gramo de gasolina se necesitan 14,7 gramos de aire. En los motores Diesel la mezcla estequiométrica es de 14,5:1.

Ralentí: es el régimen mínimo de giros o vueltas por minuto a las que se ajusta un motor de combustión interna para permanecer encendido y de forma estable sin la necesidad de suministrarle energía externa a él, por ejemplo, en un automóvil, sin necesidad de presionar el pedal del acelerador. El ralentí puede ser modificado según los consumidores que estén conectados como el aire acondicionado, un electroventilador, las luces, entre otros. Este régimen, en móviles terrestres, suele estar comprendido entre las 700 y las 1.100